Desarrollo

EL BEAT es una experiencia musical inmersiva que revela al espectador un pasado de rebelión y resistencia oculto en la selva. Siguiendo la búsqueda de Jacobo Vélez, un músico colombiano que desea encontrar sus raíces e identidad, conoceremos al maestro palenquero Rafael Cassiani y la historia de Benkos Biohó, el esclavo africano que huyó para fundar San Basilio de Palenque, el primer pueblo libre de América.

EL BEAT comienza tan pronto como los usuarios entran al espacio de exhibición. Allí, se encontrarán en una fantasía tropical que combina proyecciones con diseño de iluminación LED. Una serie de instrumentos musicales, también protagonistas de la experiencia, se encontrarán en el espacio. Sensores al interior de estos instrumentos detonarán efectos visuales y sonoros que le darán vida al escenario.

El entorno físico es el escenario para presentar a los personajes y el contexto dentro de esta historia. Dentro de la instalación, se encontrarán visores de realidad virtual. En ellos se encuentran una serie de escenas que darán cuenta de la historia de Benkos Biohó, el líder rebelde que fundó el pueblo de Palenque dando lugar a una tradición musical africana preservada durante siglos en el corazón de Latinoamérica. Estos escenarios serán recreados usando captura volumétrica para los personajes, pintura tridimensional y modelado 3D para las locaciones, mientras que la música y el sonido serán claves, siendo resaltados por medio de un aparato de transmisión de bajos que portarán los usuarios.

El desarrollo de EL BEAT ha sido un viaje de casi dos años. Lo que empezó como un piloto para una serie documental, evolucionó en una experiencia para realidad virtual. En 2017, como resultado de la beca de desarrollo NewMedia -Proimagenes Colombia/Canada Media Fund-, fue creado un prototipo de la experiencia. En este punto, algunos de los elementos técnicos que usamos -como un sistema de captura volumétrica- fueron desarrollados. En 2018, nos concentramos en la manera en que la experiencia sería exhibida. Mientras que nuestra aproximación inicial se limitaba a lo que ocurría dentro del visor, era tiempo ahora de pensar en lo que ocurría fuera de él. Esto se volvió relevante para nosotros en términos de experiencia de usuario y distribución.

Mientras que creemos que la realidad virtual es un medio poderoso, queremos que EL BEAT pueda ser disfrutado sin aislar al espectador dentro de un visor. Buscamos una experiencia que brinde curiosidad, alegría y sorpresa; al mismo tiempo, buscamos generar interactividad del usuario con la experiencia misma y con otros espectadores. También consideramos que una experiencia in-situ es una forma más efectiva de hacer que la realidad virtual sea más atractiva y accesible para una audiencia más grande.

Nuestra apuesta es crear una experiencia sensorial, un ambiente donde la música y el sonido son el eje central de la historia. Las representaciones visuales son integradas en un entorno virtual tridimensional, mientras que el tiempo es construido a través de la presencia de los personajes y las transformaciones de un universo onírico. Nuestro objetivo es generar la sensación de un viaje, permitiendo al espectador explorar el universo que hemos creado para él. Durante los últimos meses de 2018, el director técnico del proyecto desarrolló un prototipo del espacio interactivo en una residencia artística en el Asia Culture Center de Corea del Sur.

A través del proceso de desarrollo, EL BEAT ha encontrado su estética y flujo de producción tanto para la experiencia de realidad virtual como para la instalación interactiva. Los presupuestos de desarrollo ejecutados tanto en Colombia como en Corea del Sur han sido claves para entender cómo contar esta historia de la manera más atractiva, teniendo la oportunidad de testear el resultado en muestras con un público internacional, teniendo un resultado positivo.

Como una experiencia inmersiva in-situ, EL BEAT tiene el potencial para estar en lugares como museos, shows temporales y festivales, y puede rodar en un país o diversos países, de acuerdo a los socios que encuentre. La tecnología alrededor de la realidad virtual está en evolución constante, motivándonos a crear esta pieza interactiva que puede ser vista en Colombia, inicialmente, pero es susceptible de encontrar nuevos ritmos y personajes alrededor del mundo. Dicho esto, nos encontramos en búsqueda de presupuesto y alianzas para su producción y distribución. Creemos en EL BEAT como un creador de audiencias para VR alrededor del mundo.